Los precios de producción de Francia bajaron en enero más de lo que habían previsto los economistas, con una caída del 2,0% en el mes y del 2,7% en el año, al tiempo que los precios de alimentación y energía siguen su corrección desde los máximos inesperados de principios a mediados de 2007, según los datos de la oficina nacional de estadística de Francia Insee publicados el jueves. Las caídas de precios se vieron amplificadas por el impacto de los últimos cambios legales en Francia que han llevado a precios algo menores de los bienes de consumo y de productos de alimentación, dijo Insee. Este retroceso general de los precios de producción de Francia fue más abultado de lo que preveían los economistas encuestados Habían previsto que los precios de producción de enero no tuvieran cambios en la cifra mensual y que bajaran un 0,5% en la cifra interanual. Enero fue el tercer mes seguido con caídas récord en los diez años de historia del actual índice de precios de producción.