La producción industrial de Reino Unido aumentó un 0,5% en julio, por encima de las previsiones de los analistas que esperaban un repunte del 0,2%. El descenso en tasa interanual se sitúa en el 9,3%, frente a la caída del 10,1% que se esperaba.