La producción de vehículos en las plantas españolas ascendió a 664.735 unidades en el primer trimestre del año, lo que supone un aumento del 46,8%, o de más de 200.000 unidades en valores absolutos, respecto al mismo período de 2009, informó hoy la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac).

Este incremento de la actividad de las fábricas españolas se explica en buena medida por el efecto positivo derivado del Plan 2000E que, desde su puesta en marcha, ha generado un volumen de producción adicional de 100.000 turismos en las fábricas españolas. Con ello, la penetración de los coches 'made in Spain' en el mercado nacional ha aumentado un 12%.