La prima de riesgo de España, medida por el diferencial entre el interés del bono español a diez años y el alemán del mismo plazo, ha aumentado en seis puntos básicos en la apertura del mercado, hasta los 430, en tanto que el interés del bono ha superado de nuevo el 6%.

El mercado continúa afectado por las débiles previsiones económicas para Europa y a la espera de que el Banco Central Europeo (BCE) reactive el programa de compra de bonos españoles e italianos interrumpido hace cuatro semanas. El interés del bono español supera de nuevo el 6% en los primeros compases de la sesión.



Por su parte, los CDS - seguros ante riesgo de impago- relativos a los bonos a diez años de España suben hasta los 507.5 puntos en los primeros minutos de negociación.




En el resto de países europeos considerados periféricos, la prima de riesgo de Grecia abría con 1.939 puntos básicos, algo mejor que los 1.940 del viernes, en tanto que la portuguesa empeoraba hasta los 1.085 desde los 1.082 previos y la irlandesa se situaba en 517, cuatro más que el viernes.