La prima de riesgo de la deuda soberana española -que depende de la diferencia entre la rentabilidad del bono español a diez años y la del alemán del mismo plazo- caía hoy hasta los 250 puntos básicos.
 Y esto es así porque el interés que tiene que pagar el bono español a diez años a los inversores subió hasta el 5,542% desde el 5,529% en que quedó ayer tras los ajustes posteriores al cierre de los mercados, mientras la rentabilidad del alemán -el de referencia- subía hasta el 3,037% tras terminar la jornada anterior en el 2,993%.