El IPC de abril calmó las preocupaciones sobre la inflación por parte de los operadores de futuros sobre las tasas de interés, lo que redujo las expectativas de un alza de las tasas en este otoño. El contrato sobre la tasa interbancaria federal a julio aún estima que el FOMC mantenga las tasas sin cambios en 2% durante la reunión del 24 y 25 de junio, en tanto descuenta una posibilidad del 8% de un recorte de 25 puntos base al 1,75%, lo que se compara con la probabilidad de casi un 6% antes de la publicación del indicador. El contrato a noviembre ahora estima una posibilidad cercana al 56% de que el FOMC suba las tasas de interés al 2,25% durante la reunión de octubre, menor que la probabilidad de entre el 66% y el 68% ante de la publicación del IPC. El contrato a noviembre recientemente caía 1,5 puntos base a 97,86.