La petrolera austríaca OMV, líder en su sector en Europa central, registró en el primer trimestre del año un beneficio récord antes de impuestos e intereses (EBIT) de 795 millones de euros, un 55% más que en el mismo período del año anterior. La facturación del grupo OMV, al que pertenece también la petrolera rumana Petrom, aumentó hasta los 5.955 millones de euros, un 30% más que el año pasado. Mientras, el número de empleados del consorcio ha subido entre enero y marzo un 9%, hasta las 42.727 personas, la gran mayoría de ellas empleadas en Petrom.