La Organización de Naciones Unidas (ONU), revisó hoy a la baja su previsión de crecimiento mundial debido a los efectos de la crisis económica y prevé ahora una contracción del Producto Interior Bruto (PIB) del 2,6%, 2,1 puntos menos que en su anterior estimación, realizada a principios de año, que apuntaba a un retroceso del 0,5% La ONU, que pronostica la pérdida de 50 millones de empleos a escala mundial durante los próximos dos años, subraya que esta cifra "podría duplicarse" si la situación económica sigue deteriorándose. La organización auguró una contracción del PIB del 3,7% para la eurozona en 2009, y del 1,2% en 2010 en el peor de sus escenarios. En un escenario optimista, el crecimiento de la eurozona se situaría en el 0,5% en año que viene mientras que el escenario base de la ONU baraja un crecimiento de la zona euro negativo del 0,1%.