La Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) considera que los Estados menos desarrollados del mundo deben aumentar las inversiones públicas y ampliar las funciones del Estado para estimular el crecimiento económico estable a largo plazo, ya que, afirmó, tanto en los países en desarrollo como en los desarrollados, "los mitos de la autorregulación de los mercados y del Estado minimalista han quedado sepultados bajo los escombros de la crisis financiera". La UNCTAD hizo público anoche su 'Informe sobre los Países Menos Adelantados (PMA) 2009', en el que se recomienda que los Gobiernos de los 49 países más pobres del mundo "procuren aumentar considerablemente la inversión pública, no sólo para hacer frente a la crisis mundial sino también para estimular un crecimiento económico estable a largo plazo".