La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) pidió hoy al Ministerio de Fomento la "máxima firmeza" para evitar los daños que "sin duda" sufrirán los usuarios ante la ruptura de las negociaciones entre AENA y los controladores aéreos y la "aberrante" actitud de dicho colectivo e insta al Ejecutivo a que adopte las medidas de "intervención adecuadas" a fin de garantizar en Semana Santa el derecho a la movilidad. "Los pasajeros son los únicos perjudicados por las distintas huelgas de celo que, de forma habitual, emprende este colectivo, previas a la renovación de su convenio colectivo", señaló en un comunicado.