La Organización de Consumidores (OCU) advirtió hoy de que las participaciones preferentes constituyen una opción de inversión "arriesgada" y "perjudicial" para el inversor ya que los rendimientos no están garantizados y en caso de venderlas pueden generar minusvalías. La OCU señala que muchos bancos y cajas de ahorros están tratando de captar el dinero de sus clientes ofreciéndoles este tipo de productos, con los que el inversor puede correr riesgos, por lo que aconsejan que para avitarlos "ignoren" las ofertas que hagan las entidades.  Según explica, aparentemente pueden ser una inversión sin riesgo y se venden como ofertas pueden tentadoras, pero avisa de que no son comparables a las inversiones en depósito o bonos del Estado, y que los rendimientos ofrecidos, "aunque atractivos y prefijados, no están garantizados".