El secretario general de la OCDE, Angel Gurría, aseguró hoy que la "normalización" de la economía en España no llegará hasta el 2010 ya que las turbulencias financieras internacionales que se han centrado en el sector inmobiliario "no terminan de resolverse". Además, Gurría no descartó que la OCDE vuelva revisar a la baja la previsión de crecimiento de la economía española y que situaba en el 1,6% para finales de 2008, ya que la última revisión se hizo con un supuesto de 120 dólares el precio del barril de petróleo y actualmente llega a los 140 dólares, lo que "tendrá algún impacto". En declaraciones a RNE, Gurría calificó de "crisis" el actual momento que vive la economía española y dijo que se está produciendo una "tormenta perfecta" al juntarse el aumento del precio del petróleo, de las materias primas y de los alimentos, con una ralentización de la actividad económica mundial y con turbulencias financieras. Señaló que todo esto ha creado una contracción crediticia y una crisis de confianza que hará que el año 2008 sea de "muy poco crecimiento y el 2009 también" y que se haya prolongado "el problema entre nueve meses y un año más" de lo que se creía.