La bolsa de Tokio terminó la jornada del lunes con el índice Nikkei perdiendo 1,26%, mientras las otras plazas asiáticas bajaban después del anuncio de la muerte del dirigente norcoreano Kim Jong-Il.

El deceso del líder de Corea del Corte fue revelado durante la pausa del mediodía del mercado de Tokio. Al reanudarse las operaciones durante la tarde, el índice Nikkei de los 225 principales valores perdía unos 115 puntos, antes de recuperarse un poco.

Al cierre marcaba 8.296,12 puntos, un retroceso de 105,60 puntos (-1,26%) con respecto al cierre del viernes.