La morosidad de los créditos concedidos por los bancos, cajas de ahorro y cooperativas de crédito a particulares y empresas subió en febrero hasta el 1,056%, con lo que encadena ocho meses consecutivos de subidas y se sitúa en niveles que no alcanzaba desde hace más de cinco años, cuando en noviembre de 2002 marcó el 1,145%, según datos confirmados por el Banco de España.