Baosteel, la mayor productora de acero de China, aumentó su beneficio un 16% en el primer trimestre de 2008 frente al mismo período del año anterior, hasta los 391 millones de euros (609 millones de dólares). La subida se debió a los buenos resultados de la acería, radicada en Shanghai, con los productos de acero inoxidable, y se produjo a pesar de los costes añadidos en enero pasado por las peores nevadas caídas en China en medio siglo, que provocaron cortes energéticos y bloqueos en el sistema de transporte.