El Tribunal mercantil de Nanterre, en París, solicitará la opinión del regulador de mercados de Francia AMF sobre el caso entre Eiffage y el Grupo Rayet y por el "conflicto" entre Eiffage y Sacyr Vallehermoso. Ésta última tiene de plazo hasta el 7 de junio para contestar a los argumentos que la francesa presentó ayer ante el tribunal.
En abril, Sacyr presentó una demanda en el tribunal de Nanterre en contra de las decisiones adoptadas en la junta de accionistas de Eiffage del pasado 18 de abril, en la que se anularon parte de los derechos de voto de 89 accionistas españoles, incluido Sacyr, por considerar que actuaban de forma 'concertada'. Por otro lado, el Grupo Rayet, que subió su participación hasta el 4,1 por ciento unos días antes de la junta de accionistas, presentó también una demanda contra Eiffage en el tribunal de Nanterre por haber anulado parte de sus derechos de voto en la junta. El tribunal podría decidir sobre la demanda de Rayet el 1 de junio.