La justicia argentina anuló este martes la decisión del regulador antimonopolio en Argentina que obligaba al operador Telecom Italia a desprenderse de la participación que tenía en su filial local de Telecom Argentina. El Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner defendió la necesidad de que el operador italiano se deshiciera de su participación en Telecom Argentina tras la entrada indirecta de Telefónica en el operador argentino al considerar que su presencia en el sector de las telecomunicaciones constituía un "monopolio" en Argentina.