La decisión tomada ayer por BCE y Banco de Inglaterra supone un respiro para la banca y, ganar algo más de tiempo. Sin embargo, aunque el tirón de la banca puede ser alto hay que saber discriminar.

Después de las medidas de ayer del BCE y del BoE inyectando más dinero es un respiro para la banca, sobre todo, y se consigue ganar tiempo. De principio parece que las bolsas seguirán subiendo pero al final dependerá del dato de paro, el dato más influyente en la economía estadounidense, pues "mientras siga elevado la FED seguirá con tipos bajos", reconoce Jesús Sánchez Quiñones, director general de REnta 4. En declaraciones a Radio Intereconomia este experto advierte de que  "con las noticias del banco central euorpeo inyectando liquidez se quita algo de presión pero no significa que hayan desaparecido los problemas". 

Si durante el fin de semana  se llega a algún tipo de acuerdo o hay noticias de Merkal- Sarcozy para facilitar la recapitalización de la banca, el tirón puede ser muy alto porque es el sector que más a sufrido. "Eso sí, hay que discriminar porque hay entidades que siguen sin poder acceder a financiación".

Su recomendación es que "no hay que dejarse llevar ni por la euforia ni por el pesimismo, sangre fría y tener en cuenta que la intensa volatilidad seguirá en próximas semanas".