La tasa de inflación interanual en la zona euro se redujo el pasado julio hasta el 1,8%, frente al 1,9% de junio. En el conjunto de la Unión Europea, el índice que mide la evolución de los precios también se contrajo una décima, hasta el 2,0%. En España, la tasa cayó en julio al 2,3%, frente al 2,5 del mes anterior, por lo que el diferencial con la zona euro se rebajó a cinco décimas.