La inflación anual de la zona euro se situó en julio en el mínimo histórico del -0,7%, seis décimas menos que en junio, en contraste con el dato del 4% de julio de 2008, según informó la oficina comunitaria de estadísticas, Eurostat.
Según esta cifra, el diferencial de España con la zona euro se habría reducido a siete décimas, frente a las nueve del mes anterior, ya que según informó el Instituto Nacional de Estadística (INE), el IPC situó su tasa anual en el -1,4%. Por su parte, en la Europa de los 27, la inflación interanual alcanzó en julio el 0,2% en junio, cuatro décimas menos que en junio (0,6%).

Entre los principales componentes del indicador de precios, los mayores incrementos de la inflación se observaron en alcohol y tabaco (4,4%), bienes y servicios diversos (2,1%) y equipamiento para el hogar (1,7%), mientras que las menores tasas de inflación se registraron en transportes (-5,5%), vivienda (-1,8%) y alimentación (-1%).

Por países, las menores tasas anuales de inflación se observaron en Irlanda (-2,6%), Bélgica (-1,7%) y Luxemburgo (-1,5%), mientras que los mayores aumentos de precios se registraron en Rumanía (5%), Hungría (4,9%) y Polonia (4,5%).