El índice de inflación aumentó en Alemania en un 4,2% en marzo frente al mismo mes del pasado año, informó hoy la Oficina federal de Estadística, que cifró el incremento frente a febrero de este año en un 0,7%. La institución oficial con sede en Wiesbaden subrayó que la última subida de ese nivel se produjo en diciembre de 2006, cuando se incrementó un 4,4%. La subida de los precios al consumo se disparó debido, sobre todo, al encarecimiento de los combustibles y la energía, ya que, restados estos productos, la inflación interanual solo habría sido del 2,8%.