El Índice de Precios al Consumo (IPC) se mantendrá en la senda de ascensos en la que se ha situado en los últimos meses y alcanzará su máxima cota en el mes de agosto, cuando alcanzará el 4,8% en tasa interanual, según el informe 'Los 100 principales indicadores' de Funcas. Estos nuevos repuntes serán consecuencia de las últimas escaladas del crudo, aunque la inflación se reducirá hasta el 3,6% en el mes de diciembre, lo que permitirá que la media anual se sitúe en el 4,3% en 2008, un punto por encima de la que alcanzó en 2007, cuando se situó en el 3,3%, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).
En el mes de abril, el IPC dio un ligero respiro, ya que la tasa interanual registró su primer descenso en siete meses al bajar tres décimas y situarse en el 4,2%. A pesar de ello, por sexto mes consecutivo la inflación se mantuvo por encima del 4%, lejos del objetivo para el conjunto del año (2%). No obstante, según Funcas, el descenso de abril se explica por el turismo y la hostelería, al descontar el repunte de marzo por el distinto calendario de la Semana Santa, así como por el debilitamiento de la demanda y la apreciación del euro. Por su parte, el dato adelantado por el INE correspondiente al mes de mayo, se situó en el 4,7%, cinco décimas más que en el mes anterior y la tasa más alta que se registra desde enero de 1997, cuando el INE comenzó a elaborar esta serie. Efectos del alza del crudo La semana pasada, el vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, reconoció que la inflación podría llegar a alcanzar el 5% si siguen aumentando los precios del crudo, aunque aseguró que el Gobierno prevé que el IPC se sitúe en el 3,5% al cierre del año si se mantienen las actuales condiciones de petróleo.