Eurofer, el lobyy de la industria europea del acero, no sólo ha expresado su rechazo al intento de compra de Rio Tinto por parte de BHP Billiton, sino que pedirá a Bruselas que bloquee esta operación. En opinión de Eurofer, la unión de los dos gigantes mineros crearía graves problemas de competencia, al controlar cerca de una cuarta parte de la producción mundial del hierro utilizada por la industria del acero.