El oro ha alcanzado hoy lunes un nuevo record pero más tarde ha caído, junto con el petróleo, debido a las señales que indicarían el fin de la violencia en Libia.


El metal dorado subía hoy y rompía nuevas barreras ante las especulaciones de que la Reserva Federal se quede atrás respecto a otros bancos centrales en su política monetaria. El precio llegaba esta mañana hasta los 1.476,21 dólares la onza. Sin embargo, ahora mismo está cayendo hasta los 1.465,90 dólares al haber rumores procedentes del país africano.

Por otra parte, la plata ha alcanzado su precio más alto desde 1980 al llegar a los 41,93 dólares. A estas horas está en 40,69 billetes verdes. El dinero de los inversores ha ido dirigido estas semanas hacia las commodities en general y los metales preciados en particular, ante la preocupación de una posible subida de la inflación en los mercados emergentes y los cambios en la política monetaria estadounidense.

“La política monetaria global es la clave para el oro en 2011” ha dicho Anne-Laure Tremblay, analista de BNP Paribas, a la CNBC. Un dólar débil está beneficiando al oro, ya que hace que las materias primas denominadas en divisa americana sean más baratas para aquellos que tengan otras monedas.

 Mientras tanto, el precio del petróleo de referencia en Estados Unidos cae hasta los 110,66 dólares el barril, después de que la Unión Africana dijera que Muammar el Gaddafi ha aceptado la hoja de ruta para acabar con la guerra civil en Libia.