Los cinco grandes de la banca --Banco Santander, BBVA, 'la Caixa', Caja Madrid y Banco Popular-- lograron un beneficio conjunto de 4.233,9 millones en los tres primeros meses del año, lo que supone un 5,5% menos respecto al mismo periodo de 2009 (4.482 millones).
La gran banca ha logrado capear la crisis un trimestre más y cerrar los tres primeros meses del año con un fuerte resultado recurrente, mermado sólo por las provisiones.

Las entidades optaron por la "prudencia" durante el primer trimestre del año y continuaron su lucha por contener la mora y destinar parte de sus resultados a engordar las dotaciones. En conjunto, las cinco entidades atesoraban más de 35.000 millones de euros en fondos para insolvencias.

Pese al descenso de los beneficios, las cinco entidades se mostraron optimistas para el resto del ejercicio aunque coincidieron en destacar la cautela para afrontar lo que consideran el año más duro del ciclo.

El Santander no sólo lideró un trimestre más el ránking de resultados con un beneficio atribuido de 2.215 millones de euros, sino que se desmarcó del resto de competidores al registrar el mayor incremento, un 5,7% más que en igual periodo de 2009.

La entidad que preside Emilio Botín hizo gala de su fuerte posición y anunció que espera, como mínimo, repetir resultado en 2010 y ganar cerca de 9.000 millones de euros.

Esta capacidad para generar beneficio le ha permitido cerrar el trimestre con un total de 18.898 millones en fondos para insolvencias, de los que 12.219 millones son dotaciones específicas y 6.679 millones, genéricas. La tasa de mora se situó en el 3,34%, con una cobertura del 74%, mientras que la mora de los negocios en España alcanzó el 3,59%.

A continuación, se situó BBVA, que ganó 1.240 millones de euros, un 0,2% más, y logró contener la tasa de morosidad en el 4,3%. La entidad que preside Francisco González tenía a cierre del trimestre 9.308 millones de euros en fondos de cobertura para los riesgos de clientes, de los que 2.872 millones eran de carácter genérico y por riesgo país.

POR DEBAJO DE LOS 1.000 MILLONES.

Banco Santander y BBVA fueron los únicos bancos que lograron superar los 1.000 millones de euros de beneficio e incrementar sus resultados. Las otras tres entidades, por contra, redujeron sus beneficios.

'La Caixa' obtuvo un resultado de 502 millones de euros, un 11,4% menos, tras realizar dotaciones por 373 millones (+30,8%). La entidad que preside Isidro Fainé destacó que no ha utilizado en el periodo su fondo genérico para insolvencias, que acumula un total de 1.835 millones, mientras que las provisiones específicas alcanzaban los 2.152 millones. La caja cerró el trimestre con una mora del 3,49%.

A continuación, se situó Banco Popular, que registró un beneficio de 204 millones de euros, un 9,2% menos. La entidad que dirige Angel Ron disponía a cierre del primer trimestre de unas provisiones para insolvencias totales de 2.823 millones de euros, de las que 724 son provisiones genéricas. El ratio de morosidad en el primer trimestre se situó en 4,91%.

Por último, Caja Madrid cerró el primer trimestre del año con un beneficio de 72,97 millones, lo que supuso un fuerte descenso del 79,6% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, y con una tasa de mora que logró contener en el 5,43%.

La entidad contaba a cierre del primer trimestre del año con un total de 3.435 millones de euros en provisiones, por encima de los 3.175 millones de euros del mismo periodo de 2009. En el primer trimestre del año realizó una dotación de casi 300 millones de euros.

AUMENTAN LOS RECURSOS Y BAJAN LAS OFICINAS.

Las cinco entidades cerraron el primer trimestre del año con 1,15 billones de euros en depósitos y recursos, que eleva en un 7% la cifra del primer trimestre de 2009. Los mayores incrementos en depósitos a la clientela los registraron Banco Popular y Banco Santander, con un 22% y un 12%, respectivamente, hasta los 62.670 millones y 515.596 millones de euros, en cada caso.

En cuanto al número de oficinas, las entidades redujeron su red en en un 3,5%, hasta alcanzar las 17.415 surcursales, frente a las más de 18.000 oficinas que tenían al cierre del primer trimestre del año, como consecuencia de la venta o cierre de algunas de oficinas para reducir gastos.