Los cinco grandes de la banca -Banco Santander, BBVA, Caja Madrid, 'la Caixa' y Banco Popular- alcanzaron un beneficio neto conjunto de 9.311 millones de euros, lo que supone un caída del 12,6% respecto a los 10.660 millones registrados en el mismo periodo de 2008, como consecuencia del aumento de las dotaciones a provisiones, según datos de las entidades recogidos por Europa Press.