La banca europea está haciendo 'lobby' en contra de que la futura regulación que se está diseñando dote a los supervisores de un exceso de control sobre la gestión del sistema financiero, porque podría colocar a estas entidades en situación de desventaja respecto a las de Estados Unidos, afirmó hoy el responsable de BNP Paribas en España, Ramiro Mato.  "Hay un temor ante un exceso de control de la supervisión en Europa. Se están manteniendo conversaciones muy activas" de cara al establecimiento de una actitud consensuada con el fin de que las entidades financieras europeas no se vean demasiado penalizadas con el nuevo marco regulatorio, afirmó Mato.