Antes de meternos a explicar la importancia que cada vez más en nuestros días está adquiriendo del riesgo reputacional, es necesario decir que no es una mera cuestión de marca o posicionamiento , sino tiene efectos reales sobre los resultados económicos, de una empresa u organización de cualquier tipo, y esto por tanto afecta a todos.

Hoy en día los cambios se producen con tal rapidez, que es necesario estar permanentemente evaluando nuestra posición, y analizando y variando nuestras estrategias, porque si no lo hacemos nuestro porvenir como tal ,es bastante negro.

Aunque ahora no vive sus mejores momentos, y ante esta realidad, podemos enrocarnos para aguantar la tormenta , que seguro pasara, y esperar a que vengan tiempos mejores.

El riesgo reputacional, está ligado siempre a la marca corporativa, personal o directiva , según el tipo de organización o empresa de que se trate, su posicionamiento o reputación es un concepto potente que trata de vincularse con la sociedad actual, y su importancia esta en los valores que debe trasmitir y los comportamientos que provocan .

Pricewatherhouse Coopers
, dice, “que el riesgo reputacional surge cuando la forma de conducir un negocio no satisface las expectativas de los grupos de interés, es a menudo un efecto secundario, de otros eventos primarios subyacentes, que pueden ocurrir en cualquier parte de la organización”, creo que estas palabras reflejan claramente las vertientes de este riesgo que a menudo corre la empresa u organización sin tenerlo previsto en sus esquemas.-

No es lo mismo gestionar una crisis que gestionar el riesgo de una crisis, mientras en el primer escenario hay que identificar escenarios, mensajes , protocolos y medios a utilizar, en el segundo caso estamos evaluando una reputación y las posibles formas de mejorarla , tanto a corto como a largo , con los consiguientes beneficios que ello comportara.

En esto como en todo, siempre hay factores que determinan nuestra posición en este tipo de riesgo, nuestra imagen como empresa, es vista por los que no forman parte de ella principalmente, de forma distinta a los que si están integrados en la misma, Los factores fundamentales que determinan este riesgo son principalmente, la brecha entre la realidad y la reputación, cambio en las expectativas o creencias, o problemas en coordinación interna.

¿Cual es nuestra reputación? y sobre todo ¿por qué es esa y no otra?,
¿por qué es más fácil a las empresas con buena reputación, acceder en determinadas condiciones más fácilmente que otras, a contratos de trabajo, prestamos u otro tipo de facilidades, ¿nos lo preguntamos muchas veces y siempre la contestación esta en nuestra trayectoria, en nuestra forma de actuar, en nuestra forma de gestionar la empresa a todos los niveles. -Este es un buen análisis que debemos de hacer para conocer nuestra reputación, si no la intuimos ya de antemano, porque siempre hay quien se encuentra bien y cómodo en su situación.

Siempre se comenta el célebre refrán de “ échate fama y acuéstate “ , la reputación es el crédito que la empresa logra a diario, poco a poco, cuando ejecuta sus planes con seriedad, cumple sus compromisos, da una imagen fiel, sus gestores o directivos cumplen su palabra, responden con rapidez a los errores que se producen en sus circuitos productivos o comerciales, tienen una imagen de marca que representa sus valores, en medios económicos son fieles cumplidores y serios en sus compromisos etc., y todo ello tanto en el exterior como en el interior. –Hay que hacer una salvedad, cuando la empresa actúa en el exterior se debe de amoldar parcialmente a las circunstancias y creencias de la zona en la que actúa

La gestión de este riesgo conlleva, programas de comunicación corporativa, relaciones publicas a cualquier nivel, desde una pyme hasta una gran empresa, todos deben de tener en cuenta estas situaciones, cerrar posibles brechas o riesgos futuros, y en todo caso aceptarlos y tratar de eliminarlos en un plazo previsto, todo ello con posterioridad a una evaluación concreta de estas nuestra posición en todas las áreas, en resume seria : Evaluar-Gestionar-Planificar-Ejecutar.

Llegados a este punto, tenemos que potenciar las herramientas de reputación, optimizar los recursos y analizar el contexto en el cual nos movemos, para encontrar soluciones, por que saber primeros auxilios, no es lo mismo que proteger la salud de la empresa .