El Euribor, el principal indicador utilizado para el cálculo de hipotecas, ha alcanzado hoy un nuevo máximo anual diario al situarse en el 4,964%, empujado por la firmeza expresada ayer por el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, en su lucha contra la inflación. Trichet insistió ayer en que la política monetaria de la entidad monetaria tiene como objetivo prioritario "mantener la estabilidad de precios a medio plazo" y contener las expectativas de inflación en la zona del euro.