El grupo alemán de moda 'prêt-à-porter' de lujo Escada se ha visto forzado a declararse en quiebra tras fracasar su plan de intercambio de obligaciones con sus acreedores. Esta declaración se produce después de que algo menos de la mitad de sus acreedores hubieran aceptado la propuesta de intercambio de obligaciones de Escada, por debajo de las pretensiones de la compañía, que había establecido un umbral mínimo del 80%.