Es improbable que la política monetaria de la Reserva Federal estadounidense (Fed) modifique su curso por las inesperadas pérdidas de empleo que mostró el viernes el informe laboral estadounidense de diciembre, según dijo un alto cargo del banco central norteamericano el lunes. James Bullard, presidente de la Reserva Federal de St. Louis, dijo a periodistas tras un discurso en el Global Interdependence Center que el dato de diciembre, que mostró la destrucción de 85.000 puestos de trabajo y una tasa de desempleo que se mantuvo en el 10 por ciento, no variaría la política de la Fed.