La Reserva Federal de Estados Unidos elevó el jueves por la tarde en un cuarto de punto porcentual la tasa que cobra a los bancos por préstamos de emergencia, pero hizo énfasis en que la medida no representa una restricción más amplia del crédito.
En una decisión ampliamente esperada, el banco central elevó la tasa de descuento a 75 puntos base desde los 50 puntos base como parte de las medidas de la Fed para salir gradualmente de sus iniciativas de emergencia para fortalecer el crédito. El aumento entrará en vigor el viernes.

"Al igual que el cierre de un número extraordinario de programas de crédito este mes, estos cambios están concebidos para seguir normalizando las líneas de crédito de la Reserva Federal", dijo la Fed en una declaración.

Los funcionarios de la Fed habían estado emitiendo señales durante algún tiempo de que tenían la intención de elevar la tasa de descuento a medida que mejoraba la salud de los mercados financieros. La tasa fue reducido agresivamente en las primeras etapas de la crisis para dar a los bancos comerciales más incentivos para que solicitaran préstamos de emergencia a la Fed. A medida que disminuía la necesidad de fondos de emergencia, la Fed elevó la tasa al 0,5%.