La Reserva Federal dijo el miércoles que la economía de Estados Unidos muestra señales de estabilización tras 20 meses de recesión y que extenderá la duración de un programa de compras de bonos del Tesoro estadounidense, pero no su monto.
Con esto, apunta a minimizar cualquier perturbación que pudiera producirse una vez que complete ese programa. La Fed anunció además que dejó los tipos de interés de referencia estables cerca del cero por ciento e indicó que se mantendrían en ese mínimo por un período extenso.

"Para promover una transición suave en los mercados a medida que se completan estas compras de bonos, el comité ha decidido desacelerar gradualmente el ritmo de estas transacciones y anticipa que el monto total se habrá comprado para fines de octubre", dijo la Fed en un comunicado tras su reunión mensual de política monetaria.

La Fed lanzó el programa de compra de deuda en marzo cuando ya había reducido sus tasas al cero por ciento pero quería abrir aún más el grifo de la liquidez para respaldar a la vapuleada economía. Inicialmente, el programa vencía en septiembre.

Las autoridades de la Fed "ven que lo peor de la economía ya quedó detrás nuestro pero no quieren apresurarse y cambiar repentinamente", dijo Craig Thomas, economista de PNC Financial Services en Pittsburgh.

Los precios de los bonos del Tesoro se desplomaron tras el comunicado, aparentemente decepcionados porque la Fed no incrementó el monto de la deuda que planea comprar, aunque luego recortaban las bajas.

Sin embargo, los principales índices de bolsa extendían las ganancias y el dólar subía ante el yen.

La Fed bajó los tipos a un rango de entre cero y 0,25 por ciento en diciembre pasado y ha inyectado cientos de miles de millones de dólares en la economía para estimular la actividad en medio de la peor recesión en décadas.

La economía estadounidense ha mostrado señales de estar saliendo de la recesión y de una moderación en las pérdidas de empleos, que ya superan los 6 millones.

El miércoles, la Fed dio su diagnóstico más claro a la fecha de que ve que la recesión se acerca a su final, y que el fracturado mercado financiero se está curando.

"La información desde que el Comité Federal de Mercado Abierto se reunió en junio sugiere que la actividad económica se nivela", dijo la Fed. "Las condiciones en los mercados financieros han mejorado en semanas recientes".

Es la primera vez desde agosto del 2008 que el comunicado del panel no ha caracterizado a la economía como en proceso de contracción, debilitamiento o desaceleración.

En julio, la Fed había estimado que la economía volvería a crecer en el segundo semestre del año tras contraerse en cinco de los últimos seis trimestres, pero que el desempleo se mantendría alto hasta bien entrado el 2011.