A partir del 1 de abril el recibo de la luz subirá aproximadamente entre un 5% y un 7%, así lo ha adelantado el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria.

Además, estas subidas tendrán carácter retroactivo. Como ha recordado el ministro Soria en declaraciones a Antena 3, este incremento en la factura de la luz "viene impuesto" por un auto del Tribunal Supremo, en el que se obliga a refacturar los consumos de más de 20 millones de clientes desde octubre del año pasado para recoger los costes reales del sistema eléctrico.


El ministro ha indicado que para recoger todos estos costes, la luz debería subir un 40%, algo que ha descartado, porque los consumidores "no pueden soportar toda la carga del desajuste que hay entre los ingresos y los costes del sistema eléctrico".

"Yo creo que se puede pensar que vamos a estar en el entorno de un 5% a un 7%", ha anunciado Soria, que ha confirmado además que este viernes llevará al Consejo de Ministros medidas para reducir el déficit de tarifa.

La subida del recibo de la luz en abril se producirá después de que la última subasta entre comercializadores de último recurso para fijar el término de la energía dentro de la tarifa de luz se cerrara con bajadas del 7,1%.

El costo de emisión de las titularizaciones de eléctricas está subiendo por lo que, además de asumir el déficit de tarifa con un aumento del costo, "las compañías prevén recortes en la remuneración al accionista para cortar la sangría del déficit que cada año aumenta 7.000 millones de euros y que ya acumula 25.000 millones. Por ello es posible que el cash flow de las eléctricas se resienta a medio plazo y se recorte el dividendo", comenta Javier Toro, director de Corporate del banco de inversión ONEtoONE Capital Partners