La balanza comercial de la zona euro acumuló un superávit de 23.100 millones de euros entre enero y septiembre de este año, frente al déficit de 22.500 millones del mismo periodo de 2006, según los datos difundidos por Eurostat. En los nueve primeros meses del año, las exportaciones alcanzaron los 1,105 billones de euros, un 9% más que en 2006, y las importaciones, 1,088 billones, un 4% más.
El conjunto de la Unión Europea registró un déficit de 136,7 millones, un 13,4% menos que en el año anterior. Las primeras estimaciones provisionales de la oficina de estadísticas comunitarias apuntan que, sólo en septiembre, las economías de la zona euro consiguieron un superávit de 3.100 millones, frente a los 2.300 millones del mismo mes de 2006. Eurostat ofreció hoy también datos detallados sobre la balanza comercial acumulada entre enero y agosto. En este periodo, el déficit del capítulo energético se redujo tanto en la zona euro (un 13,7%, hasta los 144.500 millones), como en los Veintisiete (un 12,1%, hasta los 167.900 millones). En paralelo, aumentó el superávit en el capitulo de maquinaria y vehículos (un 30,7% en la zona euro y un 38,5% en la UE) y el de productos químicos (9,8% y un 1,6%, respectivamente). Entre enero y agosto, la UE vio reducir sus exportaciones a los Estados Unidos un 2%, pero aumentó las destinadas a Rusia (29%), India (22%), Brasil (17%) y China (15%). China se mantuvo como principal origen de las importaciones a Europa con un aumento del 22%, seguido de EEUU (1%), Rusia (-5%) y Japón (1%). La Unión redujo su superávit comercial con EEUU (un 9,8%, hasta los 52.500 millones de euros) y profundizó su déficit con China (un 25,6%, hasta los 100.800 millones). Por Estados miembros, Alemania volvió a anotarse el mayor superávit comercial (128.900 millones), a gran distancia de Holanda (26.300 millones). Reino Unido registró el mayor déficit (87.600 millones), seguido de España (60.700 millones) y Francia (27.600 millones).