La bolsa española arranca el día en negativo, tras el cierre a la baja de Wall Street y del Nikkei japonés. El Ibex 35 se deja un 0,57 por ciento y se coloca en los 15.636 puntos, con sólo dos valores en positivo: Iberia y Altadis. El resto de plazas europeas también comienzan la última sesión de la semana a la baja, mientras el euro se cambia a 1,4635 dólares y el futuro del crudo ligero estadounidense alcanza los 92,5 dólares en vísperas de la cumbre de la OPEP.
El pesimismo llega de nuevo a los mercados y el factor desencadenante no es nuevo: los miedos a los efectos reales de la crisis subprime. Según los expertos el mercado teme que siga habiendo mucho dinero en pérdidas que no ha salido a la luz y “lo recuerda” de vez en cuando. Y este viernes es uno de esos días. Tan sólo 2 compañías del Ibex 35 arrancan la jornada en positivo: Altadis e Iberia. La primera avanza un tímido 0,03 por ciento, después de señalar que ha obtenido en los nueve primeros meses del año un beneficio neto atribuido de 386,8 millones de euros. La cifra supone un 14,1 por ciento más que en igual periodo del año anterior, gracias a la buena marcha del negocio de cigarrillos en España, Marruecos y Oriente Próximo. La segunda, Iberia, sube por el por el interés de un nuevo consorcio que pujaría por la aerolínea. Se trata del liderado por Gala Capital, que ha presentado una oferta indicativa de 3,6-3,9 euros por acción por el 100% de la aerolínea, presentada por un consorcio liderado por Gala Capital, junto con Omega Capital (Alicia Koplowitz) e Inver-avante (Manuel Jove), así como un grupo de cajas de ahorro, y Juan José Hidalgo, presidente de Globalia. Los títulos de la aerolínea continúan de celebración y suman un 0,82 por ciento.