El ritmo de caída de la economía global perderá fuerza y la actividad podría volver a crecer a fines de este año, dijo el lunes el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick. Mi sensación es que, si bien tendremos caídas, el ritmo de caídas disminuirá, afirmó durante una visita a Varsovia para analizar con el Gobierno polaco potenciales riesgos ante la crisis y cómo el Banco Mundial podría ayudar