El Producto Interior Bruto (PIB) estadounidense se contrajo el 5,5% en tasa anualizada durante el primer trimestre del año, dos décimas menos que lo calculado anteriormente, según informó hoy el gobierno. En el último trimestre del 2008 la contracción fue del 6,3%. Por su parte, el consumo personal subió el 1,4%, una décima menos de lo esperado, mientras que el desempleo semanal fue de 627.000, cuando el mercado esperaba 600.000.