La economía estadounidense echó el freno en el primer  trimestre del año. Un crecimiento del 1.8% que tiró por  tierra las previsiones el 2% que se vaticinaban para el PIB y que alejan el 3.1% del último trimestre de 2010.

El Producto Interior Bruto de Estados Unidos creció al 1.8% en el primer trimestre del año, dos décimas menos de lo pronosticado por los expertos y por debajo del 3.1% registrado en el último trimestre del año anterior. Los altos precios del gas limitaorn el gasto de los estadounidenses después del rally experimentado en los tres últimos meses.

Para seguir estimulando la economía, la Reserva Federal dijo ayer que pondrán fin al programa de recompra de bonos, por valor de 600 mil millones de euros en junio. Mientras los precios de la gasolina siguen marcando máximos desde 2008, el gasto del consumidor se reduce, y compañías como United Parcel Service se benefician de un incremento en el negocio de inversion y la reposición de los inventarios.