Era la crónica de un hecho anunciado: la economía española amplía su caída en el segundo trimestre del año. En el segundo trimestre, la economía decreció cuatro décimas, lo que deja la tasa interanual en el -1.3%, superior a las previsiones.
La economía española registra un decrecimiento intertrimestral del 0,4% en el segundo trimestre de 2012, tasa una décima más negativa que la del período precedente.  El crecimiento interanual se sitúa en el –1,3%, siete décimas inferior al del trimestre pasado, explica elInstituto Nacional de Estadística en su último informe.

El dato de crecimiento trimestral coincide con el publicado en la estimación avance del PIB trimestral el pasado día 30 de julio, mientras que el de crecimiento interanual es tres décimas inferior al estimado en dicha fecha.



La demanda nacional contribuye a la baja

La contribución al crecimiento agregado de la demanda nacional es siete décimas más negativa que en el trimestre anterior, situándose en –3,9 puntos. La demanda externa mantiene su aportación al PIB trimestral en la misma cuantía que el trimestre pasado (2,6 puntos).  El empleo de la economía desciende a un ritmo interanual del 4,6%, un punto más que en el primer trimestre de 2012, lo que supone una reducción neta de 801 mil puestos de trabajo a tiempo completo en un año. Por su parte, las horas efectivamente trabajadas decrecen a una tasa interanual del 3,7%.