El Gobierno de Singapur ha dicho que la economía del país podría contraerse este año hasta un 9%, el mayor porcentaje desde su independencia en 1965 por la caída de las exportaciones y las manufacturas. La anterior previsión indicaba una caída del PIB del 5%.