La economía islandesa no ofrece síntomas de recuperación después de que en el tercer trimestre del año el PIB sufriera una contracción interanual récord del 7,2%, mientras que la caída de la actividad respecto al segundo trimestre fue del 5,7%, según informa la oficina nacional de estadísticas de Islandia. En concreto, durante el tercer trimestre de 2009, el gasto público bajó un 4,5% y la inversión un 7,3%, mientras que el consumo privado mejoró un 2,8%. Asimismo, las exportaciones crecieron un 1,3%, mientras que las importaciones aumentaron un 12,9%.