El tiempo medio que permanece un vehículo en 'stock' en las redes de distribución ha pasado de 45 días a 180 días desde que empezara la crisis económica y del sector del automóvil, lo que supone multiplicar por cuatro el periodo anterior, según datos de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam). La Asociación subrayó que este incremento de los plazos de venta de los vehículos se debe, principalmente, "al endurecimiento de las condiciones crediticias" por parte de las entidades financieras "que mantienen cerrado el grifo de la financiación" a pesar de las líneas abiertas, a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO).