La "dureza" y persistencia de la actual crisis económica y financiera obligará, junto al aumento del desempleo y de la tasa de morosidad, a que algunas entidades españolas tengan que ser "asistidas", según un estudio elaborado por la Fundación de Estudios Financieros. El informe "El sistema bancario español ante el nuevo entorno financiero", publicado hoy en Madrid, sostiene que es posible que la severidad de la crisis "haga necesaria" la recapitalización de alguna entidad bancaria y aboga por que, en aquellos casos en los que sea necesario, se haga con "decisión" y "prontitud".
No obstante, el estudio, que ha sido coordinado por el vicepresidente del Instituto Español de Analistas Financieros (AFI), Alberto Moro, rechaza un "riesgo sistémico" para la banca española, a diferencia de lo ocurrido en otros países
El informe, que ha contado con la colaboración de expertos de varias consultoras internacionales, sostiene que el sistema financiero español "está mejor preparado" que sus homólogos para resistir un "deterioro razonable" de la situación económica.

Asimismo, destaca la fortaleza de la banca española, que según recuerda, ha sabido soportar el "primer impacto de la crisis financiera internacional", lo que ha sido posible gracias a las "peculiaridades" de su modelo de negocio, centrado en el cliente minorista, a dotación de provisiones anticíclicas y a la "efectiva supervisión" del Banco de España.

El presidente de la Fundación, Xavier Adserà, recordó que "hasta la fecha" no ha sido necesaria la recapitalización de ninguna entidad y destacó el hecho de que las cuentas presentadas por las entidades relativas al ejercicio 2008 no demuestran pérdidas patrimoniales. A pesar de ello, el estudio prevé que el repunte de la morosidad afecte con más fuerza a las cuentas de explotación de las entidades a partir de 2009.