No obstante, la encuesta también revela que
la mayoría de grandes corporaciones se encuentra bien preparada para soportar un endurecimiento del crédito, lo que hace que un 52% de los directores financieros se muestren optimistas sobre su capacidad para encontrar alternativas de financiación a los créditos bancarios, por ejemplo la emisión de deuda.