Más de la mitad de los grandes grupos del Reino Unido creen que las turbulencias de los mercados de crédito que originó el derrumbe del sector de hipotecas de riesgo o subprime en EEUU afectará de forma adversa a sus negocios en 2008, según un sondeo de Deloitte. El segundo informe trimestral realizado entre directores financieros muestra que un 58% espera un impacto negativo por la crisis, frente al 42% de septiembre.
No obstante, la encuesta también revela que la mayoría de grandes corporaciones se encuentra bien preparada para soportar un endurecimiento del crédito, lo que hace que un 52% de los directores financieros se muestren optimistas sobre su capacidad para encontrar alternativas de financiación a los créditos bancarios, por ejemplo la emisión de deuda.