La confianza a medio plazo del inversor en la economía alemana subió de nuevo en marzo por las bajadas de tipos del Banco Central Europeo (BCE) y el abaratamiento de algunas materias primas y alimentos. El Centro para la Investigación Económica Europea (ZEW) informó hoy de que su índice de confianza inversora en Alemania mejoró en marzo 2,3 puntos hasta menos 3,5 puntos (menos 5,8 puntos en febrero). El BCE bajó los tipos de interés a comienzos de marzo en medio punto porcentual, hasta el 1,5 por ciento, y dejó la puerta abierta a nuevos recortes los próximos meses.
Desde el 8 de octubre de 2008, la entidad monetaria europea ha recortado el precio del dinero en 2,75 puntos porcentuales.

El presidente del ZEW, Wolfgang Franz, dijo que "la situación económica es extremadamente mala pero que se dan los primeros signos de recuperación".

"De acuerdo con los expertos de los mercados financieros, la ralentización económica se retira paulatinamente", según Franz.

Añadió que este verano la recesión tocará, previsiblemente, fondo.

El índice de confianza inversora subió con fuerza los últimos cuatros meses pero ha frenado este mes el ritmo de subida.

Los expertos consultados se mostraron más optimistas respecto a las posibilidades de la economía germana, la mayor de la zona del euro, en los próximos seis meses.

La valoración de la situación actual de la economía se estabilizó en marzo y cayó 3,2 puntos- hasta menos 89,4 puntos.