La confianza del consumidor alemán registró en diciembre su segundo descenso mensual consecutivo hasta situarse en 3,7 puntos tras los 4 puntos de noviembre, debido al incremento del desempleo, según el análisis de expectativas del instituto Gfk. El instituto explica que mientras la propensión a comprar del consumidor se ha estabilizado a bien nivel, las expectativas de ingresos y de la economía se recortaron de manera moderada.