La confianza de los consumidores franceses mejoró en noviembre respecto a octubre debido a que las familias se volvieron más optimistas respecto a sus finanzas personales, a pesar de ser cautelosos respecto al creciente desempleo, según los datos publicados el viernes por la oficina de estadísticas Insee. La confianza de los consumidores mejoró a -30, frente a -34 en octubre, a -35 en septiembre y a -36 en agosto, según Insee. El mercado esperaba una cifra invariada de -34, de acuerdo con una encuesta a varios economistas.