La confianza de los consumidores en el Reino Unido cayó en mayo 5 puntos a -29, su nivel más bajo desde noviembre de 1990, ante los crecientes temores a que se produzca una recesión, según datos facilitados por el instituto GfK NOP. La caída tuvo una magnitud inesperada: la previsión media de los analistas consultados por Thomson Financial News era de un retroceso de un punto hasta -25. 'La confianza de los consumidores en la economía para el próximo año, además de su renuencia a realizar compras de primer orden, reflejan la idea generalizada de que habrá una recesión, explica Rachel Joy de GfK NOP.