La compañía que surja de una eventual fusión entre los fabricantes alemanes de automóviles Volkswagen y Porsche estará abierta a otros inversores, según el lander de Baja Sajonia, segundo máximo accionista de Volkswagen con algo más del 20% de los derechos de voto. Un portavoz del primer ministro de Baja Sajonia, Christian Wulff, manifestó  que el grupo que surja de la integración podría tener la siguiente estructura accionarial: un 50% para Porsche, un 20 para el lander y un 30% de 'free float'. "Hay sitio para multitud de inversores", añadió.